Élegos

Élego XVI

Llora esta noche el piano en sus cuerdas porque tú no mereces la violencia del símbolo. Es que no tiene imperio el pecado de ayer para herirnos con sus fatigadas ruinas y sus sangres añejas. Recibe mi beso de lágrimas en tu mejilla de nieve que suplica olvido y dolor de olvidar.

Élegos

Élego IV

El poeta tiene dolores para dar ¡corazón! dolores que no quieren estar con el poeta. De esos, que jóvenes y vivos, no tienen Dios. De esos, que sin olvido y muertos, perduran. Y vaya que perduran en días que no amanecen. Como fríos escondidos de mañana perduran. El poeta tiene dolores ¡mi alma! para dar… Sigue leyendo Élego IV