General

Madrid V

Escribo desde la tableta y quiero que lo noten groseramente.
Quiero comunicar también que soy llevado por una corriente de Humboldt.
Ni siquiera tengo un bolígrafo en la mano.
Las palabras van del alma, hacia la voz deprimida y mueren en la precisión de un bit.
Reposarán olvidadas en el pozo de los buscadores
esperando tiernamente a que un motor de búsqueda les sople el aliento de vida que no tienen.

Soy llevado por una vorágine de estabilidad,
por torrentes de éxito mientras las niñas mueren en televisión por enfermedades secretas.
Me arrastran hacia el hogar de ego y los bosques de paz.
Les digo que no puedo traicionarme, pero no parecen sabias palabras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s