General

30 de diciembre

El ego también se puede elevar al infinito:
me gusta el me gusta de mí

y solo hablamos de otro cuando estamos aburridos
de ser lo mismo, el mismo, la misma

Hemos creado muchas cosas bonitas bajo el sol y bajo la luna
pero no existe la máquina
que nos permita saltar de un ser a otro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s