Albergue

Retorno

La vida es una autopista circular.
Somos, ciertamente, continuamente, vehículos.
Vehículos de morales relativas.
Carros que transitan con fervor hacia la incertidumbre.

Las ideas se reciclan, me dijo un amigo inglés.
Los libros son vertederos que percolan un hastío,
un olor añejo,
y un hastío cansado de Dios y cansado del ateísmo.

A veces se habla, a veces se recoge en el trayecto:
El éxito es un brillo inútil que empolva los muebles.
El amor es un trabajo que nunca termina en la felicidad.

Y etcétera. Y cursilerías.
Frases todas de otros señores
que uno lleva en el bolsillo

De Alejandro Ezra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s