Ensayo

La lengua y la gramática desde la poesía

La lengua y la gramática desde la poesía

Partamos por decir que el poeta es un ser intuitivo, amante de la libertad, explorador y un ser constructor de símbolos. Intuitivo porque no existen manuales ni instrucciones para afrontar el acto creador, es decir, debe guiarse únicamente por un conocimiento directo e inmediato basado en la experiencia lírica y vital acumulada. Amante de la libertad, porque debe conservarse independiente (en el arte) a los sistemas de preferencias de su época y al afán mercantilista que amenaza con invadirlo todo. Explorador, porque la poesía es un viaje de descubrimiento y redescubrimiento, aunque muchas veces se haga desde la comodidad de una silla o acostado en la cama. Y es un ser simbólico, porque aunque se sirva de la palabra como materia prima, su finalidad primera, esencial es representar lo aparentemente indecible, que pueden ser sentimientos, ideas sobre algún objeto. Desde esta concepción del poeta hago comentarios y opiniones.

¿Qué es la lengua y la gramática para un poeta? Creo que los poetas en torno lengua y la gramática hacen un movimiento circular. Puerto de partida y puerto de llegada. Inician el viaje con lo puesto, con lo materno, desde el cliché, con el lenguaje diario y se adentran en la lengua. La lengua y la gramática es como el mar, infinita, agresiva, en donde cabe todo tipo de intenciones, hacer daño, amar, las lenguas y las gramáticas pueden unir o separar a las personas. Yo creo que el poeta es el explorador de este mar, el que avanza hacia lo desconocido, hacia lo prohibido, hacia lo prejuiciado en la lengua. Por eso existen tanto tipos de poetas: folklóricos, académicos, líricos, groseros, melosos, cursis, filósofos, libertarios, vendidos. Entonces yo me quedaría con la idea de que la lengua es un mundo para explorar.

A diferencia de otros exploradores, el poeta no solo padece el momento del descubrimiento, sino que ese momento lo fecunda y lo hace parir libros, poemarios, poemitas. El viaje del poeta deja huellas indelebles que se llaman libros o si preferimos una mitología más triste, ese viaje deja textos. El poeta siempre retorna con algo, que está impregnado de la sustancia que llamamos lengua y gramática, y esto lo diferencia de otros exploradores.

Sin embargo, con eso que regresa es algo diferente de lo que inició, son palabras ciertamente, pero despojadas del polvo que les infringe la quietud, el encierro, el deshuso. Vuelven palabras, vuelve la lengua, vuelve una gramática nueva conformando algo más grande, conformando símbolos. Los símbolos yo los veo como estatuas, pinturas, caminos y ciudades, herramientas y armas hechas de palabras. El poeta se da el trabajo de construir estos símbolos y regresar con ellos a casa para compartirlos con su comunidad. En este sentido la lengua es la materia prima de la poesía, por ende hay una relación de dependencia mutua entre el creador y lo creado: el poeta depende de la lengua, de su gramática, de su sintaxis, de su fonética, de la pragmática de la lengua aunque su finalidad sea transformarla, negarla o destruirla en el texto.

Como el poeta es un ser que vive en libertad artística esto implica rechazar la divinización, la sacralización de cualquier convención que considere perniciosa. Incluso la divinización de sí mismo, de la figura del bardo en el olimpo. El poeta rechaza también la gramática prescriptiva, pero acepta la gramática como patrimonio de la comunidad cuya función es el mejor entendimiento. El poeta rechaza la gramática como bloque de granito, que permanece estática y sorda. El poeta rechaza ideas como la lengua estándar y la lengua oficial que atentan contra la diversidad. El poeta acepta y reconoce la diversidad lingüística, dentro de la lengua y entre otras lenguas; acepta que la poesía se da lugar en todas las lenguas y que no hay mejor o peor poesía ni mejor o peor lengua; y jamás tolera la utilización de la lengua como instrumento aculturizador y de discriminación, destructor de la diversidad.

Otros poetas han escrito sobre la lengua o sobre algunas de sus partes, es el caso de Neruda, en la Oda al diccionario, y es el caso de Octavio Paz en el poema Las palabras. Al leer el poema Oda al diccionario se interpreta la transformación que ha sufrido el hablante sobre su concepción del diccionario. En la juventud le parecía un libro viejo, gastado al cual rechazaba con la arrogancia clásica de las nuevas generaciones que le contestan a todo sin siquiera saber de que se trata. Tuvo que adquirir experiencia vital y literaria el hablante para valorar la majestuosa construcción que es un diccionario. Fue con el tiempo que el diccionario se revela como un árbol lleno de frutos sabrosos para poseer:

Pero un día,
después de haberlo usado
y desusado,
después
de declararlo
inútil y anacrónico camello, […]
se rebeló y plantándose
en mi puerta
creció, movió sus hojas
y sus nidos,
movió la elevación de su follaje:
árbol
era,
natural,
generoso
manzano, manzanar o manzanero,
y las palabras,
brillaban en su copa inagotable […]

Esa es la visión de Neruda. Octavio Paz es sin duda más agresivo y violador. El hablante de Las palabras se presenta como un sadomasoquista serializado cuyo objetivo es la lengua:

Dales la vuelta,
cógelas del rabo (chillen putas),
azótalas […]
písalas, gallo galante,
tuérceles el gaznate, cocinero, […]
hazlas, poeta,
haz que se traguen todas sus palabras.

¿Que más se podría agregar? Hay tantas ideas sobre la lengua y la gramática vistas desde la poesía, quizá tantas como poetas en el mundo. Por hoy quedaremos aquí. Me gustaría que recordaran que el poeta es intuitivo, libertario, explorador y constructor de símbolos. La lengua es el mar donde inicia y termina su viaje. El poeta rechaza , la divinización de la lengua, sobre todo cuando se la emplea para ejercer dominio sobre otros seres humanos. En síntesis, poeta, lengua y gramática son un trío inseparable que va del amor al odio.

3 comentarios sobre “La lengua y la gramática desde la poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s