Prosas

El estudiante apático IV

Hoy no concebimos el éxito como el valor del aporte de un individuo x con cosas originales o útiles o bonitas a la vida. Eso es anticuado. Para nosotros, el éxito es cuán conocido eres o cuán difundido es tu nombre en Google® o cuántas envidias que salen en los diarios eres capaz de colgar en tu cuello. En segundo lugar, y escondido en el patio de los especialistas y nostálgicos como dato anecdótico, damos una mención llena de simpatía al aporte de cosas originales o útiles o bonitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s