Poesía

Negligencias del Hastío

Dios, el hombre necesita respuestas;
pero tu envías silencios cargados de silencios,
que es lo mismo que rembolsar la pregunta.

Dios, no más silencios.

¡Me vienen unas ganas tan vivas de morir!
Ya no quiero estar aquí…

No quiero que deshilen la paciencia
mientras me tejen la rabia, la ira.
Quiero detener el robo de metáforas, amor,
ya no quiero estar aquí…

El otro lado de la muralla quiero vivir.

Sigue escribiendo
no mires atrás.
No te conviertas en estatua al releer tus palabras,
pronuncia la voz de la incertidumbre.

¿Eres Tú, mi Dios, JUST A CLICK AWAY,
como las cámaras Samsumg?

La fe y la incertidumbre
se dibujan de la mano en la pizarra del salón.
Soy un Daniel aburridito.

A los 20 uno ya empieza a chalarse.
A los 20 ya estás cansado del Londres de tu barrio.
A los 20 te cansaste de la vida.

Se te acaba la rebeldía,
te pudres un poquito por dentro,
andás con el pene erecto todo el día…

A los 20 eres el mamífero que cree en Darwin.
Evolución al hastío.

Te confieso, ya que nos tambaleamos ebrios,
que el vestido no debió ser blanco.

Pero hubo CONCESIÓN A LAS APARIENCIAS,
porque la gente es benévola con las novias,
y la religión permisiva.

APARIENCIAS

En el centro de nosotros, llámese corazón egipcio,
alma griega o derecho romano, (cosmogonía cristiana)
hay un JUEZ EXPRESS:
muy eficiente, demasiado eficiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s