Poesía

III

Un hombre pide perdón bajo una puerta.
La puerta dice ser su mujer.

Este no le cree, claramente,
y pide perdón por su falta de fe.

La esposa está pensando.

Anuncios

2 comentarios sobre “III

  1. Muy sugerente, nene, las puertas femeninas…algo sexual parece temblar. Al final todo lo confundes, como si la poesía estuviera justamente en eso. Parece que seguís con lo religioso: eso de la esposa,probablemente, la iglesía. Tratas de unir lo religioso y lo sexual, o mejor dicho, lo rescatas. Eres un poeta con mucho relieve, talvez digno de estudio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s